Gafas de realidad virtual directo del horno de Qualcomm

El fabricante de procesadores y módems ha decidido entrar en el mercado de la realidad virtual con su propio set de VR que usa exclusivamente tecnología Qualcomm.

Qualcomm Snapdragon VR820

Presentación de las gafas de realidad virtual Qualcomm Snapdragon VR820 durante el salón anteprima ITA IFA 2016.

No es la primera vez que un fabricante de procesadores se anima a entrar en el mundo de la realidad virtual. Antes de Qualcomm vimos como lanzó Intel su opción Alloy, aunque este requiere de conexión por cable a un computador. Ya el Qualcomm Snapdragon VR820 es inalámbrico, por lo que ofrece la experiencia con libertad de movimiento total.

Esta opción sin embargo no es para el público en general, sino más bien es una especio de demostración de las capacidades del procesador, se procura sacar el máximo provecho del mismo, para que otros fabricantes se animen a utilizar este producto como base para el desarrollo de sus propios cascos.

El corazón de las gafas que se asemejan a la de los teléfonos inteligentes

Estamos hablando del procesador Snapdragon VR820 es una derivación del Snapdragon 820 que se pueden encontrar e teléfonos inteligentes como el Sony Xperia XZ, pero este es más adecuado a las exigencias de la realidad virtual. También ofrece un procesador de gráficos Adreno 530, así como dos pantallas con tecnología Amoled, para poder orecer alta resolución de 1440 x 1440 píxeles en cada una.

También ofrece la reproducción de grabaciones de video en 360 grados y además de 4K, para los usuarios más exigentes, ya que se puede ver el video en hasta 70 fps.

El sonido es un detalle que no ha pasado desapercibido y ofrece una calidad de primera con su Qualcomm Aqstick, usado también en los teléfonos inteligentes HTC 10, por ejemplo. Ofrece entre sus características, 24 bits y además 192 Khz, más que suficiente para sumergirse de lleno en la experiencia.

Futuro del Qualcomm Snapdragon VR820 en le mercado de realidad virtual

Está claro que la decisión de lanzar un demostrador de las capacidades de su procesador para aplicaciones de realidad virtual, que además es autónomo es un inicio audaz y certero en la presente etapa de desarrollo de aparatos VR en el mercado.

El futuro sin embargo depende de la adopción de otros fabricantes de su modelo al menos como base para el desarrollo de otras opciones. Parece claro que más que desarrollar unas gafas propias y competir con ellas, Qualcomm espera más bien asegurarse una tajada del mercado para sus procesadores.

Fuente: Qualcomm prensa

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *